HISTORIA DEL DOBERMANN:
ORÍGENES

En el siglo pasado los perros se valoraban no por su belleza sino por su utilidad. Algunos por su fuerza, otros por su fiereza, otros por su destreza con el ganado, por su velocidad para la caza, etc.
 

En la ciudad de Apolda, estado de Thüringia, en el centro sur de Alemania, entre 1834 y 1894 vivió un hombre llamado Karl Friedrich Louis Dobermann. Herr Dobermann tuvo diferente oficios como el de administrar un desolladero, ser vigilante nocturno, cobrador de impuestos y encargado municipal de recoger los animales abandonados y vagabundos.


Teniendo en cuenta los peligros que corría como recaudador de impuestos y debido a su contacto con los perros abandonados, en 1880, comenzó a desarrollar la idea de crear un perro guardián que lo protegiera y defendiera. Dobermann no pretendía de sus perros otra función que la de guardia y protección, por lo cual no reparó en los aspectos estéticos, lo que le permitió constituir una raza de fortaleza y de carácter como ninguna otra.


Es sorprendente que, el trabajo de selección realizado para fijar los rasgos de la raza, se hayan logrado en un período infinitamente menor al tiempo demandado para la evolución de la mayoría de las razas caninas.
 

Lamentablemente, no existe documentación ni testimonios absolutamente confiables sobre los orígenes y cruzamientos que utilizó Dobermann en sus comienzos. La verdad, en cuanto al origen de la raza, es difícil de determinar ya que la historia en su principio resulta contradictoria y basada en rumores de la gente local.
 

Son muchas las razas mencionadas como componentes de la misma pero, tal vez, lo más adecuado sería basarnos en la investigación realizada por el Dobermann Club Alemán en el año 1933, donde se consultó a viejos criadores y a sus hijos. Entre ellos figuraban Goswin Tischler (1859 - 1939) propietario del criadero “Von Grönland”, quien conoció personalmente a Herr Dobermann, y al hijo de este último: Robert.
 

La raza Dobermann es la única raza que lleva el nombre de su creador.
Según Robert, los habitantes de la región de Apolda tenían miedo al ver un perro negro con manchas amarillas. Dobermann se refería a ellos como "mis perros" por lo que al cabo del tiempo fueron conocidos como los "Pinschers de Dobermann".
Max Künstler, amigo íntimo de Otto Göeller, dijo en 1925 que en vez de Dobermann Pinscher la raza debía llamarse “Apoldauer Pinscher” o bien “Thüringer Pinscher”, indicando así su origen geográfico ya que por aquel entonces la raza había evolucionado y no se parecía en nada a los Pinschers de Herr Dobermann.

 

Otto Göeller (1852 - 1922) propietario del criadero “Von Thüringen” fue juez de la raza y tal vez el hombre que más hizo para que esta fuese reconocida como tal. Fue fundador del primer Club de la raza (27-8-1899) y un criador muy activo cuyos perros fueron vendidos por toda Alemania.
Göeller afirmaba que los perros de pura raza eran más bien una excepción en Alemania antes de 1870 y que en Apolda no se conocía ninguno de tipo negro con manchas amarillas.

 

Según Robert, Herr Dobermann tenía una hembra tipo Pinscher Alemán pero con el pelo gris y muy lanoso llamada "Wattenrock". Esta hembra fue cubierta por un Pinscher Alemán produciendo la hembra "Bismarck", cuyo nombre fue cambiado más tarde por "Bisart", que tenía unas manchas amarillentas.
 

Se cree que "Bisart" fue la hembra base del programa de cría de Herr Dobermann. "Bisart" fue cruzada a su vez con otros Pinschers Alemanes y en su primera cría entre sus cachorros negros tuvo algunos de color gris.

   Posibles Antepasados del Dobermann:

German Pinscher
German Pinscher

press to zoom
Rottweiler
Rottweiler

press to zoom
Greyhound
Greyhound

press to zoom
German Pinscher
German Pinscher

press to zoom
1/6
  • Perro Carnicero:

 

En 1924, Otto Settegast, pionero de la raza, escribió en la revista alemana "Nuestros Dobermann" que creía firmemente que el perro carnicero, muy conocido en toda Alemania, formó parte de los orígenes de la raza Dobermann; sobre todo, por que los Dobermann primitivos se usaban como perros pastores de ganado, una tarea típica del perro carnicero. Estos perros eran largos de espalda y con cuellos poderosos, poseían una valentía incomparable tal como se necesitaba para guiar toros sueltos y agresivos. Tenían una fuerte ansia de combate.

  • Pinscher Alemán:
     

En 1933 el Dobermann Club Alemán, luego de un minucioso estudio, concluyo que el antepasado por excelencia del Dobermann es el Pinscher Alemán. Dobermann quería lograr un perro que pesara 15 veces más que el Pinscher Alemán y que fuera más alerta y bravo que aquel.

  • Rottweiler:

 

Philipp Gruenig el criador más científico de la raza, juez y autor de uno de los libros más informativos, afirmó que el Dobermann desde 1890 a 1900 mostraba un notable parecido al Rottweiler. Mencionaba que las fuertes mandíbulas y cráneos anchos observados en los primeros ejemplares evidenciaban que el Rottweiler y los perros pastores tuvieron una influencia fundamental en la formación de la cabeza del Dobermann. El Rottweiler es un boyero de excelente temperamento, celoso cuidador del ganado y del amo, era pesado, de patas cortas cabeza ancha y de una gran dignidad. Por otra parte Otto Göeller negó categóricamente que se hubiera usado al Rottweiler, pero admitió que en el traslado del ganado, desde el sur de Alemania a la zona de Thüringia, era posible que algunos perros de este tipo se hubieran cruzado con las hembras Pinschers de la zona antes de que Herr Dobermann comenzara a criar en 1880. Por lo tanto se podría aceptar que el Rottweiler formó parte en los orígenes de la raza y que posiblemente aquella primera hembra de nombre "Bisart", que producía cachorros negros con manchas amarillas, tendría algún antepasado de esta raza. Por otra parte el Rottweiler alargó el pelo y la altura alcanzada no era aún la deseada.

  • Weimaraner:
     

Tanto Philipp Gruenig como Max Künstler afirmaron que algunos descendientes de los perros "cazadores indígenas de Weimar" (Weimaraner- Braco de Weimar o Pointer de Weimar) fueron usados en la creación del Dobermann. Con su utilización se acrecentó la talla y se mejoró el pelaje. Se piensa que posiblemente sea el responsable del color azul.

  • Beaucerón:

 

Este perro, de origen francés tiene unas características muy parecidas a la del Dobermann, sobre todo en cuanto a la cabeza, que es la parte en que se le asemeja más que ninguna otra raza. Se presenta en los mismos 4 colores que el Dobermann (negro - marrón - azul - isabella) y con las típicas señas fuego. Philipp Gruenig creyó que la raza Beaucerón posiblemente formó parte de los orígenes del Dobermann.
Pensaba que sería probable que algunos ejemplares de la raza hubiesen pasado por Alemania con el ejército de Napoleón y que por lo tanto sería lógico pensar que se hubiesen cruzado con perras alemanas. Tras la caída del poder francés algunos ejemplares debieron quedarse en Alemania.

  • Stoppelhopser:

 

Este perro pastor ahora extinguido y olvidado fue muy común en Alemania entre los años 1860 - 1870 y es indiscutible que fue cruzado en numerosas ocasiones con el Pinscher Alemán, produciendo el tipo de perro que Herr Dobermann utilizó como base de cría. La marca de este perro quedó de manifiesto en la raza durante años, hasta que llegó a ser dominada por la fuerte influencia del Manchester Terrier. Los perros de esta raza a menudo nacían sin cola y esto ocurría también entre los primeros Dobermann: Pinko una hija de "Bisart" producía cachorros con esta característica. Se intentó mantenerla utilizando machos y hembras de cola corta o sin cola pero se comprobó que los perros nacidos sin cola carecían de las deseadas señas fuego, la cual tuvo prioridad sobre la anterior característica.

  • Manchester Terrier:

 

Esta raza de color negro y señas fuego fue muy popular a fines del siglo pasado y muchos criadores creyeron que era oportuno incorporarla en la formación de la raza. La mayor influencia del Manchester fue la eliminación del pelo largo y lanoso sustituyéndolo por un pelaje corto y brillante, reafirmando las manchas fuego primitivas. La cabeza se hizo más alargada y menos tosca como, así también, su cuello.
El cuerpo típico de pastor se transformó en un cuerpo más compacto y corto con una angulación delantera distinta y con los pies cerrados tipo "gato".
Por otra parte el tamaño se redujo y aparecieron manchas negras en los pies y en los dedos. El carácter original del Dobermann perdió algo de su "dureza". El primer éxito de esta mezcla fue "Prinz Von Ilm-Athen" nacido en 1901, hijo de "Lady", perra mitad Dobermann y mitad Manchester.

  • Greyhound:
     

Se introdujo en 1909 a través de una perra llamada "Stella" hija de un galgo inglés negro. “Stella” fue cruzada con un Dobermann llamado "Lord Von Ried" y produjo una lechigada en la que se destacó la hembra "Sybille Von Langen" quien a pesar de ser muy criticada por su cabeza, típica de galgo, llegó a ser campeona de Alemania.
Fue gracias al Greyhound que el Dobermann recuperó su carácter enérgico y decidido que el Manchester Terrier había llegado a modificar.
También le proporcionó una alzada superior.

 

Cabe mencionar, si bien no existe ninguna evidencia, que hayan participado en la creación de la raza, al Dogo Alemán (variedad azul) y al Pointer (por su parecido en la cabeza).

REGISTRO:

En un principio era posible que se utilizara un mismo nombre para más de un perro y que éstos pudieran esta inscriptos en varios registros distintos. A veces se inscribía a un mismo perro con nombres distintos. Además, por ser una raza nueva, se permitía la inscripción de perros cuyos padres y o madres no estuvieran registrados.

Los primeros registros realizados en el Stud Book Alemán datan de 1893 y los dos primeros ejemplares se llamaron "Bosco" y "Cassi". No obstante esta línea se extinguiría en menos de tres generaciones. Recién en 1898 se inscribió, en el primer registro del Dobermann Verein Alemán, una línea que iba a perdurar, "Graf Belling Von Grönland" y su hermana "Gerhilde" fueron criados por Goswin Tischler. Estos dos ejemplares pertenecieron a Otto Göeller y "Graf Belling Von Grönland" también figura como "Graf Belling Von Thüringen" con fecha de nacimiento octubre de 1898.

En 1904 nació "Hellegraf Von Thüringen" (nieto de “Graf Belling Von Thüringen”), que fue considerado por muchos como el padre de la raza.
A partir de él descienden diez líneas principales y muchas líneas colaterales. Gruenig destacó que “Hellegraf” marcó un hito en la historia del Dobermann ya que fue un "modelo de belleza, perfección y potencia, su nobleza difícilmente podría ser superada ni tan siquiera igualada".

Fue uno de los más potentes sementales de todos los tiempos y razas.
A través de él, la raza asumió una nueva cara y estatura.